Aaq.org.ar
ASOCIACIÓN ARGENTINA DE QUEMADURAS
Cuidado • Educación • Investigación • Prevención
Teléfono: (011) 43711007
Lavalle 1783 7° B (C1048AAO)
CABA - Argentina

Socios


Exensión de la quemadura

La extensión de la quemadura, es decir, la Superficie Corporal Quemada Total (SCQT), se determina utilizando distintos métodos:

  • Regla de la palma de la mano
  • Regla de los “nueve”
  • Esquema de Lund-Browder

La regla de la palma de la mano

  • La cara palmar de la mano del paciente representa el 1% de la superficie corporal. Recordemos que la regla hace referencia al total de la “cara palmar” incluidos los dedos. Es útil en quemaduras de superficie y distribución irregular.

La regla de los nueve: aplicable a adultos, asigna a los distintos segmentos corporales un valor de 9 % o sus múltiplos, y 1 % a los genitales.

Esquema de Lund y Browder

Lund y Browder, determinaron, en 1944, el valor de cada segmento del cuerpo de acuerdo con la edad
En los pacientes pediátricos se utiliza este esquema que valora los cambios relativos, en la superficie de la cabeza y miembros inferiores, de acuerdo con la edad. Por cada año de edad se disminuye 1% en la cabeza y se aumenta 0.5% a cada miembro inferior, hasta los 10 años.

Edad en años

Cabeza

Miembro superior

Tronco

Miembro inferior

menor 1 año

18%

9%

32%

15%

  1 año

17%

9%

32%

16%

  5 años

15%

9%

32%

17%

10 años

11%

9%

34%

18%

Tabla basada en el esquema del Royal Hospital for Sick Children of Edimburg.

A partir de los 15 años se aplica la regla de los nueve, al igual que en el adulto.

GRUPOS DE GRAVEDAD

Los grupos de gravedad se determinan utilizando el porcentaje de la SCQT y el tipo de quemadura.
Se utiliza  la Tabla de Benaim, que establece cuatro grupos:

Grupo de gravedad según porcentaje de superficie corporal Þ
Profundidad de la lesión ß

 

Grupo I
Leve

 

Grupo II
Moderado

 

Grupo III
Grave

 

Grupo  IV
  Critico

A  (Superficial)

hasta10%

11 al 30 %

31 al 60 %

Mas del 60%

AB  (Intermedia)

hasta 5%

6 al 15 %

16 al 40%

Mas del 40%

   B (Profunda)

hasta 1%

2 al 5 %

6 al 20 %

Mas del 20%

Evaluación de la gravedad

Índice de Garcés y Artigas (modificado).

  1. Para mayores de 20 años:

Edad + % de quemadura A ×1 + % de quemadura AB × 2 + % de quemadura B × 3

  1. Para menores de 20 años:

40 – Edad + % de quemadura A × 1 + % de quemadura AB × 2 + % de quemadura B × 3

De     0 a   60 puntos: Grupo   I (leve)
De   61 a   90 puntos: Grupo II (moderado)
De   91 a 120 puntos: Grupo III (grave)
Más de 121 puntos: Grupo IV (crítico)

  • LESION POR INHALACION

El diagnóstico de lesión por inhalación (LPI) debe ser rápido y efectivo. Se sospechará la presencia de lesión inhalatoria cuando el paciente presente signos y síntomas como:
 

  • Quemadura nasal con destrucción de vibrisas
  •  Presencia de quemaduras en la boca
  •  Esputo carbonáceo
  •  Disfonía, tos, sonidos respiratorios guturales
  •  Rales, roncus, sibilancias
  •  Eritema o edema de naso- orofaringe
  •  Intoxicación con CO

El diagnóstico de certeza se hará mediante la fibrobroncoscopía, que nos permitirá conocer el tipo de lesión física de la mucosa respiratoria, y su localización (supra o infraglótica), y por lo tanto realizar la intubación orotraqueal precoz, antes del desarrollo del edema que impida la colocación del tubo.
El siguiente algoritmo adaptado del esquema de Demling, es de utilidad frente a la sospecha de LPI.

 

En el caso de Intoxicación por monóxido de carbono (CO), el diagnóstico de certeza se realiza dosando la carboxihemoglobina en sangre. Ante todo quemado que proceda de un escenario de incendio en ambiente cerrado, se debe establecer el nivel de conciencia, y administrar oxígeno al 100% con máscara con reservorio (tipo Edimburgo) en la escena. El tratamiento de la intoxicación por monóxido de carbono, incluye además, el oxígeno hiperbárico (si se dispone de cámara hiperbárica).

  • LESIONES ASOCIADAS

Las más frecuentes son:

  • Lesiones oculares.
  • Heridas cortantes.
  • Fracturas.
  • TEC.
  • Traumatismo de tórax.
  • Lesiones abdominales.

Mediante el exhaustivo examen físico del paciente y de la correcta aplicación de los métodos de diagnóstico, se determinará la presencia de distintas lesiones asociadas a la quemadura, que requerirán un tratamiento apropiado.

                                                            Dr. Norberto Omar Sanvito

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Bibliografía consultada:

  • Álvarez-Lerma. Intensive Care Med 1996;22:387–394
  • Benaim F., “Quemaduras. Normas para la atención de urgencia. Primeras 48 horas de evolución”. Revista Argentina de Quemaduras. Vol. 8, N° 3-4. 1993.
  • Bendlin A, Linares HA y Benaim F. Tratado de Quemaduras. Ed. Interamericana-McGraw-Hill. 1993.
  • Benaim F.  Consideraciones sobre la evaluación de la gravedad de las quemaduras. RAQ, Ab. 2004; 18: 26-30.
  • Doyle C J, Guzzardi L D: Chemical burns. Patient Care 1992; 15 : 232-6
  • Erol, S et al. 2004. Changes of microbial flora and wound colonization in burned patients. Burns 30: 357-361
  • Grenvik A., Ayres S.M., Holbrook P.R., Shoemaker W.C., “Tratado de Medicina Crítica y Terapia Intensiva”.  Cap.:33 Atención del paciente quemado y con lesiones por inhalación. Schiller W.C. Editorial Médica Panamericana. 2002
  • Herndon D.N. “Total Burn Care”. London: Saunders Company LTD., 1996. Pp. 33-97.
  • Juurlink DN, Buckley NA, Stanbrook MB, Isbister GK, Bennett M, McGuigan MA. Oxígeno hiperbárico para la intoxicación con monóxido de carbono (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2005 Número 3. Oxford: Update Software Ltd.
  • Kirkpatrick, JJ; Enion, DS; Burd, DA. Hydrofluoric acid burns: a review. Burns. 1995 Nov.; 21 (7): 483-93.
  • Koumbourlis, AC Electrical injuries. Crit. Care Med 2002; 30 (11 Suppl):S424-30.
  • Latarjet J., “A simple guide to burn treatment” 1995; Burns 21: 221-225
  • Lee RC .Injury by electrical forces: pathophysiology, manifestations, and therapy.Curr. Problem. Surg.1997; 34:677-764.
  • Lin TM, Tsai CC, Lin SD, Lai CS. Continuous intra-arterial infusion therapy in hydrofluoric acid burns. J Occup Environ Med. 2000 Sep; 42(9):892-7.
  • Morton, PM. Wilderness survival. Emerg Med Clin North Am. 204; 22(2): 475-509
  • Petrone, P. Surgical management and strategies in the treatment of hypothermia and cold injury.  Emerg Med Clin North Am. 2003; 21(4): 1165-78.
  • Sanz-Gallen P, Nogue S, Munne P, Faraldo A. Hypocalcaemia and hypo-magnesaemia due to hydrofluoric acid. Occup Med (London). 2001 Jun; 51(4):294-295.
  • Ulrich AS. Hypothermia and localized cold injuries. Emerg. Med. Clin. North Am 2004; 22(2): 281-98
  • Weaver LK, Hopkins RO, Chan KJ et al. Hyperbaric oxygen for acute carbon monoxide poisoning. New Eng. J. Med. 2002; 347:1057-1067.